Se ha dado a conocer la entrada de la compañía aérea Lufthansa en el sector de la aviación no tripulada. 

Si alguien tenía alguna duda acerca de la potencialidad del sector, aquí tenemos a uno de los grandes de la aviación comercial dando un primer paso, y además a lo grande.

En efecto Lufthansa no ha dado este paso huérfana. Lo hace de la mano de DJI, el gigante asiático líder en la fabricación de drones de gran consumo y desde luego una de las compañías más visionarias y dinámicas del sector. Una alianza de la que cabe esperar grandes cosas.

El nuevo proyecto ha sido bautizado con el nombre de Lufthansa Aerial Services (LAS) y depende del área de consultoría de la aerolínea alemana. El nombre no juega con ambigüedades y deja claro los propósitos de la alianza, entre otras, la realización de inspecciones industriales o de tareas de vigilancia pero también llevar a cabo tareas de consultoría o de certificación.

No es la primera vez que una aerolínea comercial fija sus radares en la utilización de RPAS. Hace unos meses informábamos de la utilización de drones por parte de EasyJet para llevar a cabo inspecciones en sus aeronaves de forma rápida y sencilla. Incluso la propia Lufthansa, en colaboración con Fraport, ha estado usando RPAS en la inspección y vigilancia de pistas de vuelo e instalaciones portuarias.

Una noticia como ésta sirve, desde luego, para afianzar muchas de las expectativas originadas entorno a las oportunidades del sector en el futuro, pero en nuestra opinión resulta más interesante por lo que supone de acercamiento de la aviación comercial hacia la aviación no tripulada. Y la pregunta surge: ¿para cuándo el primer vuelo comercial a bordo de un avión tripulado por control remoto?.

Fuente: http://www.todrone.com/