Como esa rueda del hámster que dibuja en su giro un círculo cansino y repetitivo, el proyecto CEUS de aviones no tripulados de Moguer se estanca en la bronca política. Que PP y PSOE anden a la gresca a costa del centro de drones no es ninguna novedad, pero la polémica se ha reavivado en los últimos días a raíz de la respuesta que, según el diputado socialista por Huelva José Juan Díaz Trillo, el Ejecutivo de Rajoy ha dado una pregunta realizada por los socialistas sobre los fondos europeos para el citado proyecto.

«Ni se habían pedido ni se estaban pidiendo fondos a la UE para el proyecto CEUS de Aviones no Tripulados», señaló Díaz Trillo al alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, concejales y otros miembros del Grupo Parlamentario Socialista, con los que se reunió recientemente. La contestación, según señaló el diputado, demuestra que «le hemos quitado la máscara a este Gobierno que está engañando a los ciudadanos».

La Subdelegación del Gobierno en Huelva no tardó en responder: resaltó que la única administración que ha invertido en el Centro de Ensayo de Sistemas no Tripulados es el Gobierno de España, que ha destinado «10 millones de euros en mejoras tecnológicas imprescindibles para desarrollar esta iniciativa». Según señalaron desde el organismo estatal, esta inversión ha permitido adecuar las instalaciones y equipos de El Arenosillo a las necesidades del proyecto CEUS.

A partir de aquí, PSOE y PP se acusan de lo mismo -de mentir, obstaculizar la iniciativa y de prometer partidas económicas que después no se materializan-, aun a sabiendas de que el empuje y la complicidad de las distintas administraciones es clave para que el proyecto siga adelante y supere los muchos condicionantes con los que cuenta en su camino. Y es que, una vez en marcha, puede suponer el primer paso para el desarrollo de una industria aeronáutica en la provincia.

Pero la llama de la trifulca política sigue encendida. Y para que no se apague, en el día de ayer populares y socialistas la avivaron desde sus respectivas sedes. Los primeros invitaron al secretario general del PSOE onubense, Ignacio Caraballo, a desplazarse a Sevilla para exigirle a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que invierta los seis millones prometidos en el proyecto y que el Gobierno autonómico «aún no ha puesto sobre la mesa»; mientras que los segundos pidieron a la Subdelegación que no se pronuncie sobre el proyecto «sin datos».

A juicio del secretario general del PP, David Toscano, el Gobierno de España es la única administración que ha cumplido con su parte del proyecto CEUS de aviones no tripulados al invertir 10,2 millones de euros. Mientras tanto, según añadió, la Junta de Andalucía aún no ha puesto ni un céntimo de los seis millones que se comprometió a aportar como socio de la iniciativa. Según Toscano, la Administración autonómica se comprometió a abonar esta partida entre 2014 y 2015, y sin embargo aún «sigue sin aportar un solo céntimo».

«Se han limitado a anunciar reservas en los presupuestos de 2016 y 2017, pero han incumplido, y estos incumplimientos de la Junta con el proyecto CEUS ponen en riesgo el proyecto, y eso sí que debería preocupar al PSOE», señaló.

Por ello, pidió al presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, que vaya a Sevilla y le pida explicaciones a Susana Díaz sobre por qué la Junta «da la espalda al proyecto». No en vano, para el popular, «esto es el mundo al revés: Caraballo pide a quien pone dinero y defiende a quien no lo da».

En este fuego cruzado, desde las filas socialistas también sonaron reproches. El secretario de Organización y parlamentario andaluz, Jesús Ferrera, recriminó su postura a la Subdelegación, Administración a la que pidió que, junto al PP, apueste por «sumar por Huelva».

En concreto, el socialista lamentó la respuesta «sin datos» de la Subdelegación a la noticia transmitida por Díaz Trillo, toda vez que «hay que luchar por Huelva sin vendas partidistas» porque «lo importante es Huelva y su provincia». Por ello, le pidió a la Subdelegación del Gobierno que «se precipite menos a la hora de insultar a los socialistas» y de llamarles «mentirosos», y que «estudie los datos» de la cuestión del proyecto CEUS.

Fuente: http://www.huelvainformacion.es