Aaron Gordon era el gran favorito de la noche para hacerse con el concurso de mates. Y cuando apareció en escena un dron y empezó a sonar la música de Star Wars, pocos dudaban de su victoria. Fue el primer mate asistido por una nave no tripulada de la historia…

Ver video: https://www.youtube.com/watch?v=GZO1odD8vKg