Jóvenes de Cervo (Lugo) recibieron clases de manejo de estos vehículos, además de ser informados de licencias y seguros.

De los talleres creativos al curso de manejo de drones. En el Concello de Cervo no pasan por alto la atracción que causan los drones, principalmente entre la gente más joven. Aprovechando las vacaciones escolares de Semana Santa, el Ayuntamiento organizó un curso de iniciación básica de manejo de drones en el que se inscribieron dieciséis alumnos, con edades entre los 12 y los 25 años.

Tras recibir una clase teórica y disfrutar observando la habilidad del monitor de la empresa Lucus Neda, Alain S. Fisponich, los alumnos tuvieron la oportunidad de ponerse manos a la obra, aunque no con el dron que usó el monitor que, según algunas fuentes, puede llegar a alcanzar los 150 kilómetros por hora. Para los alumnos se reservaron otros drones y las prácticas se desarrollaron en el interior del pabellón.
Cuatro horas de formación bien aprovechadas por los inscritos, que fueron informados de las licencias y los seguros necesarios para pilotar estos vehículos.