La Xunta de Galicia ha dado algunos detalles sobre la marcha del plan de drones que la región inició el pasado año.

La directora de Innovación Patricia Argerey ha señalado que el polo industrial del aeródromo de Rozas, escogido para ser el centro del programa, ha visto cómo se creaban en su seno alrededor de 120 empleos.

En lo que respecta a las cifras económicas, las empresas que recibieron la concesión del programa de drones, Indra e Inaer, han invertido más de 12 millones de euros, que se traducen en contratos con empresas gallegas.

Hay que recordar que Inaer actúa ahora con el nombre de Babcock, desde que a finales del pasado año adoptara la denominación de su matriz británica. Tanto esta compañía como Indra colaboran con 15 pequeñas y medianas empresas locales, cuyo número se espera ascienda a la treintena en el futuro.

Por el momento el plan de drones se encuentra en su fase de investigación y desarrollo, una labor que se ve apoyada por el tejido empresarial de la zona. Si bien este mismo verano entrará en funcionamiento la aeronave no tripulada Lúa, desarrollada por Babcock, con el fin de prevenir y detectar incendios, como parte de la campaña que año a año lleva a cabo la Xunta.

Otros de los dispositivos que el programa tiene pensado desarrollar son un dron marino y otra aeronave que sirva para vigilar las costas.

Fuente: http://www.todrone.com/