El Gobierno español ha decidido utilizar, por primera vez, 4 drones, que acompañaran a los habituales medios aéreos de la campaña contra incendios.

Se destinarán a labores de vigilancia, especialmente durante la noche, un escenario donde los helicópteros tienen más complicado volar, entre otras la legislación se lo impide.

En total serán 70 medios aéreos, según ha anunciado la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina. La ministra ha recalcado el papel del Gobierno central en apoyo de la estrategia de extinción de incendios de las Comunidades Autónomas. De esta forma, la campaña de 2017 contará con un presupuesto de 85 millones de euros.

La campaña veraniega contra los incendios resulta de vital importancia para prevenir y controlar, cuando se produzcan, los fuegos. Año a año se destinan recursos para esta tarea. La incorporación de los drones puede aportar algunas ventajas técnicas.

Por el momento parece qué se trata de un movimiento de prueba real, pues el número de drones implicados en las tareas de vigilancia es muy bajo. Pero el menor coste que tienen estos dispositivos, en comparación con los medios aéreos habituales, permitiría en un futuro mejorar la prevención aun contando con menos recursos económicos.

El anuncio llega en un momento sensible en lo que a catástrofes relacionadas con el fuego se refiere. El impactante incendio en la región de Pedrógao Grande, en Portugal, que ha provocado 64 muertos, sigue en activo. Y es una muestra de lo trágicos que pueden llegar a ser estos desastres.

Fuente: http://www.todrone.com