«Casi pierdo los dedos de la mano por culpa de un dron» comenta un británico tras accidentarse a principios del mes de Julio.

James AndrewsJames, de 43 años, dice que sería «una buena idea» introducir regulaciones para advertir sobre los peligros de los drones. Él estuvo a punto de perder los dedos de la mano.

Cuando un amigo invitó a James Andrews a la playa a principios de este mes para probar su dron, no le pareció un plan muy descabellado para un sábado por la mañana.

Iba a ser la primera experiencia de James con un aparato aéreo de ese tipo y prometía diversión, pero terminó en desastre.

«Todo sucedió muy deprisa. No me di cuenta de lo que podía ocurrirme realmente«, le dijo James, de 43 años, a la BBC.

El británico terminó sangrando y con heridas graves por tomar las precauciones necesarias al usar el aparato.

«El dron me golpeó en los brazos y en la cara»

James, quien vive a las afueras de Radstock, una ciudad en Somerset, al suroeste de Inglaterra, había ido a visitar a su amigo a la playa de Monmouth, en el sur del país, para pasar allí el día.

Su amigo había tomando algunas clases de seguridad sobre su nuevo dron, pero era la primera vez que trataban de hacerlo volar sin ayuda de nadie más.

dron con sangre«El tren de aterrizaje no se desplegaba. El dron estaba volando a más de dos metros sobre el suelo, así que traté de agarrarlo con la mano para que mi amigo pudiera desconectarlo«, explica James.

«Lo sostuve durante unos seis segundos hasta que, de repente, el tren de aterrizaje se deslizó sobre mis dedos. Lo solté inmediatamente y entonces me golpeó en los brazos y en la cara».

«Podía ver los tendones de mi pulgar derecho y cortes profundos en mis brazos».

«Me llevaron al hospital, donde los médicos trabajaron para asegurarse de que mis tendones y músculos no quedaban dañados y me pusieron unos puntos de sutura.

«El dron también me había golpeado en el ojo y estuve a punto de perder la vista«, añade James.

Así fue como quedó el dron tras el incidente.

«Tuve que tomarme unos días libres en el trabajo no remunerados, lo cual ha resultado complicado porque tengo una mujer y dos hijos que mantener».

dedo de JamesJames sufrió heridas en sus manos y asegura que podía ver los tendones del pulgar derecho.

Ahora, tres semanas después del incidente, asegura que se está recuperando.

Dice que se ve capaz de volver a usar drones, pero que la próxima vez se asegurará de estar al tanto de todos los riesgos que implica.

Los registros de drones y la introducción de pruebas de seguridad para educar a los usuarios podrá reducir infracciones inadvertidas en el espacio aéreo para proteger al público», declaró el secretario de Estado para la Aviación, Martin Callanan.

Ese tipo de registro obligatorio ya existe en Estados Unidos, de manera que si se produce algún accidente con un dron, se puede identificar rápidamente quién es el propietario.

«Creo que es muy buena idea para que los drones no acaben en las manos equivocadas», comenta James sobre los nuevos controles gubernamentales.

«¿Qué habría ocurrido si un niño hubiera estado en mi lugar? Los extremos de esas aspas son como cuchillos de cocina. Es muy aterrador«.

Fuente: http://www.bbc.com/

Enrique Iglesias tras 2 años del accidente con dron: «Fue una estupidez»

A poco más de 2 años de haber tenido un accidente al intentar manipular un dron en pleno concierto, Enrique Iglesias habló sobre cómo se ha ido recuperando tras el percance.
A poco más de un año de haber tenido un accidente al intentar manipular un dron en pleno concierto, Enrique Iglesias habló sobre cómo se ha ido recuperando tras el percance.En mayo de 2015, Enrique Iglesias sufrió un accidente con un dron, el cual lo terminó llevando al quirófano, ahora el cantante habla al respecto.
Cabe decir que el cantante fue todo un profesional y solo detuvo su concierto por un breve momento para que los médicos lo trataran brevemente y continuó con su actuación: «Para ser honesto, con toda la adrenalina no sentí mucho» dijo el cantante en una entrevista para la cadena Univisión. «Estaba realmente sorprendido por la cantidad de sangre que estaba perdiendo».

 En el momento en que todo ocurrió, la preocupación más grande del cantante era respecto a sus fans.
«Me sentí un poco avergonzado y apenado frente a los fans, especialmente con los que estaban ahí cerca, en la fila de enfrente» dijo y agregó «Cada vez que movía mi mano, podías ver sangre por todas partes. En ese momento no me di cuenta de lo mal que estaba porque no sentía dolor. Sentí dolor hasta después de la cirugía».
Después de decir esto, el español se echó por completo la culpa y dijo «De verdad, lo que hice fue una gran estupidez».
El cantante compartió esta divertida imagen en la que aparece saltando para golpear a un dron, después de que uno le cortara los dedos en un concierto.El cantante compartió esta divertida imagen en la que aparece saltando para golpear a un dron, después de que uno le cortara los dedos en un concierto.
Tras una larga cirugía reconstructiva, el intérprete de Duele el corazón no ha recuperado por completo la sensibilidad en uno de los dedos afectados: «Honestamente, sigo sin sensibilidad en este dedo. Sigo sin sentir nada desde la uña hasta abajo».

Así que todo parece indicar que Enrique Iglesias aprendió la lección y nunca más volver a tratará de atrapar un dron en movimiento .

Fuente: https://www.quien.com/