Un DJI Mavic volando encima de cientos de personas en una procesión de la Semana Santa que acaba de finalizar. Para más inri, sonando el aviso sonoro de final de batería con el riesgo existente de caída inmediata.

 

Esta imprudencia está circulando por todas las redes. No se puede tolerar este tipo de actividades que nos perjudican a tod@s.

Fuente: https://dgdrone.com/