Los dispositivos se dedicarán exclusivamente a labores de observación, no pudiendo multar a los infractores.

Comenzarán a funcionar con el arranque de la Operación Salida de este verano. Uno irá a Canarias y el resto se repartirán entre Península y Baleares.

Se ha hecho esperar, pero el verano ya ha llegado a España. Gracias a él, dos cosas ocupan nuestra mente: calor excesivo y vacaciones. Los españoles, con la botella de agua en una mano y la maleta en otra, arrancan en masa los motores de sus coches: comienza la Operación Salida de 2018.

Este año, la Dirección General de Tráfico también se pone a pilotar. Contará con cinco drones que se sumarán a los diez helicópteros Pegasus. A diferencia de estos últimos, los drones son pequeños y silenciosos, dos características que no les impedirán detectar a todos a los conductores que infrinjan alguna norma de tráfico sin que los afectados puedan darse cuenta. Son el ojo que todo lo ve de la DGT.

Este verano, estos dispositivos sólo se utilizarán para labores de vigilancia y no multarán a los infractores. Sobrevolarán las carreteras convencionales, donde se producen el 80% de los accidentes de tráfico. Según la DGT, ayudarán en gran medida a la «protección de colectivos vulnerables» como los ciclistas, ofreciendo información en tiempo real y a distancia sobre el estado de las carreteras. Uno se enviará a las Islas Canarias y los cuatro restantes se repartirán entre la Península y Baleares.

Los cinco drones adquiridos por la DGT se corresponden con cuatro modelos fabricados por la empresa china DJI. El más caro ha costado 3.991 euros, mientras que el precio del más barato se sitúa en los 950 euros. En total han supuesto a Interior un desembolso de 7.831 euros.

El más costoso es capaz de alcanzar hasta 7 kilómetros de altura y puede volar durante 38 minutos seguidos. El que menos alcance ofrece, que no ha sido el más asequible –1.190 euros-, sólo tiene una autonomía 18 minutos y tiene un kilómetro de altura máxima alcanzable.

Arranca la Operación Salida de 2018

Los aparatos formarán parte del dispositivo que presentó el martes el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de cara a la Operación Salida de este verano. Se prevén un total de 89,3 millones de desplazamientos -un 2% más que el año pasado-: 43,6 millones en julio y 45,7 millones en agosto. Habrá, además, más de 800 funcionarios, todos los agentes de tráfico de la Guardia Civil disponibles y más de 1.300 empleados de empresas de conservación dependientes del Ministerio de Fomento.

 

Gráfico de los desplazamientos previstos por la DGT para esta operación salida.

 Gráfico de los desplazamientos previstos por la DGT para esta operación salida. DGT

El primer ciclo de esta operación salida tuvi lugar el pasado viernes a partir de las tres de la tarde y concluirá a las doce de la noche de hoy domingo 1 de julio. Para este período se prevén 4,4 millones de desplazamientos. Los drones, que se probaron durante el pasado puente de mayo, ya sobrevolarán las carreteras españolas en estas fechas.

Un incremento en los desplazamientos en Canarias ha hecho que uno de estos aparatos sea enviado al archipiélago, con lo que los cuatro restantes se distribuirán entre la Península y Baleares. La DGT ya cuenta con 12 pilotos de drones y dispone de cursos de formación para el manejo de estos instrumentos.

Phantom 2

Dron modelo Phantom 2

Dron modelo Phantom 2 E.E.

Tamaño: 29X29X18 cm.

Peso: 100 gramos.

Vuelo: 25 minutos. Altura máxima 1 km.

Precio: 950 euros.

 

Phantom 4 Pro

Dron modelo Phantom 4 Pro

Dron modelo Phantom 4 Pro E.E.

Tamaño: 29X29X20 cm.

Peso: 1,4 kg.

Vuelo: 30 minutos. Altura máxima 6 km.

Precio: 1.700 euros.

 

Matrice 200

Dron modelo Matrice 200

Dron modelo Matrice 200 E.E.

Tamaño: 89X88X36 cm.

Peso: 4 kg.

Vuelo: 38 minutos. Altura máxima 7 km.

Precio: 3.991 euros.

 

S900 (Dos unidades)

Dron modelo S900

Dron modelo S900 E.E.

Tamaño: 57X50X44 cm.

Peso: 3,3 kg.

Vuelo: 18 minutos. Altura máxima 1 km.

Precio: 1.190 euros.