Dronecoria, es un programa del ingeniero Lot Amorós, colaborador de LleidaDrone, destinado a la reforestación de bosques quemados por medio de un dron que ya ha obtenido un gran reconocimiento internacional.

La agricultura de precisión, y más concretamente la aplicación de los drones, se está consolidando como uno de los sectores más dinámicos de la Feria de Sant Miquel de Lleida. De la mano de la asociación LleidaDrone, estos aparatos tendrán un protagonismo destacado gracias a un amplio programa de actividades que incluirá demostraciones en vivo, entre ellos la presentación del innovador proyecto Dronecoria.

La iniciativa ha sido presentada en cinco países y ha obtenido varios premios internacionales. Este programa incorpora en los drones recipientes con semillas y microorganismos, que se lanzan a zonas devastadas por incendios, terremotos o tsunamis.

Los aparatos voladores disponen de cámaras fotográficas por analizar las mejores zonas de actuación. Esta alternativa aumenta la posibilidad de germinación de las semillas y de acceder a lugares de difícil acceso. Con un coste de construcción de 3.000 euros, el dron en cuestión tiene 6 motores, mide 1,60 metros de longitud, pesa 12 kilos y tiene capacidad para 8 kilos de semillas.

Además el aparato es sostenible, ya que está hecho básicamente con madera, evitando materiales de reciclaje complicado.

El proyecto incluye todo el proceso de reforestación, desde la construcción física del dron, la incorporación del software, la preparación de las semillas y el lanzamiento de las mismas en los terrenos afectados. El software con inteligencia artificial permite dejar caer las semillas sobre las zonas más idóneas para que éstas se desarrollen. En cuanto a las semillas, se eligen las más adecuadas para cada terreno (hierbas, arbustos o árboles) y luego se paletizan, es decir, se incorporan a las mismas capas de nutrientes y productos naturales repelentes de insectos.

El proyecto ha sido presentado en países como Argentina, Brasil, Suecia y Chile, en los cuales se están llevando a cabo pruebas de vuelo. En Brasil el dron ya ha desarrollado algunas pruebas piloto de tareas de reforestación. La iniciativa cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas, Telefónica, Ikea, Autodesk, Intech 3D y LleidaDrone, entre otros.

Además, el Laboratorio TIC del Parque Científico de Gardeny, el Liquid Galaxy LAB, mostrará por medio de un sistema de 5 pantallas expuestas en la Feria de Sant Miquel los primeros desarrollos que se están haciendo en el software del proyecto, incluyendo el reconocimiento con cámaras e inteligencia artificial de las zonas quemadas más aptas para la repoblación, y la identificación de las rutas más adecuadas para lanzar las semillas.

Fuente: http://www.oleorevista.com/