Éstos son los términos que últimamente “invaden” las noticias en televisión, periódicos (impresos y digitales), radio, redes sociales y otros medios de comunicación con los que se identifica a los aviones no tripulados. Aunque se suelen usar de forma indistinta no significan lo mismo.

Se utilizan infinidad de siglas y palabras pero no siempre se hace de forma correcta porque la mayoría no son sinónimos. De hecho, el actual problema para expertos, periodistas y público en general que ningún organismo oficial, español o internacional, ha regulado y definido con propiedad cómo llamar a cada tipo de aparato confundiéndose o quedando al criterio del autor de cada información o informe el uso arbitrario de estas palabras.

Para facilitar un poco más su comprensión, a continuación vamos a definir a cada uno de estos términos:

Dron / drone: puede considerarse una adaptación válida al español del sustantivo inglés drone (literalmente abeja macho o zángano), con el que se designa en aeronáutica para denominar los vehículos aéreos no tripulados, la mayoría de uso militar. Sin embargo, este término no figura aún en el diccionario de la Real Academia de la Lengua por lo que no existe como tal.

UAV (Unmanned Aerial Vehicle): Vehículo aéreo no tripulado.

UAS (Unmanned Aerial System): Sistema aéreo no tripulado, es decir, el avión más el sistema de control.

UCAV (Unmanned Combat Aerial Vehicle): Vehículo aéreo no tripulado de combate, para referirse a los aparatos que son capaces de portar armamento para atacar objetivos.

RPA (Remotely Piloted Aircraft): Aviones controlados de forma remota. Se trata de un concepto que surgió con fuerza en EEUU para evitar que la gente se atemorice por el uso de estos ingenios en medios urbanos pensando que no hay ninguna persona que se haga cargo de evitar un desastre en caso de avería en vuelo.

RPAS (Remotely Piloted Aircraft System): Sistema aéreo tripulado de forma remota, en el caso de que se incluya el aparato y el sistema de control. Este término ha ido haciéndose hueco en todo tipo de informes, sobre todo de la UE que llama con este nombre a los aparatos de uso civil.

Los vocablos UAS como RPAS son invariables en singular y en plural, no se ponen eses minúsculas al final ni apóstrofes.

Drone y UAV / UAS suelen ser denominaciones para aparatos militares y RPA/RPAS para civiles.

Todos los RPA son UAV, ya que son vehículos aéreos no tripulados, pero no todos los UAV son RPA, ya que para ello deben estar controlados por una persona.

De cualquier forma, el caos que existe es evidente y prueba de ello es que la propia Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO, por sus siglas en inglés) habla de estos ingenios como:

UA (Unmanned Aircraft): Avión no tripulado, para llamar lo que popularmente se denomina UAV.

Una de las grandes prioridades de las autoridades sería clarificar con qué nombre se denomina a cada tipo de vehículo, ya que puede generar problemas legales en la legislación en la que se trabaja para permitir su uso en el espacio aéreo no segregado o comercial.

Así se podría afianzar este emergente sector en el que ya trabajan multitud de empresas en España y que puede dar trabajo a medio millón de personas en los próximos años en la UE.